Actividad Social



Fondo de Becas

Para saber como hacernos llegar su donación,  vea nuestra sección Como Aportar.

Razón de ser e historia:

El primer alumno que vino a estudiar a la UAP, allá por el 1898 desde Uruguay, llegó hasta este lugar con un desafío firmemente instalado en su corazón: Prepararse para servir, tanto al prójimo como a Dios. Tenía todo en su corazón pero para pagarse sus alguna manera encontraría aquí la forma de conseguir ya sea trabajo o dinero para culminar sus estudios.

Desde entonces cada año, muchos alumnos solicitan becas para poder seguir estudiando. En la última década, aproximadamente unos 300 jóvenes anualmente expresan su necesidad de ayuda financiera, como condicional para ser alumnos de la UAP. La mayoría provienen de hogares humildes, o no tienen padres o si los tienen no se interesan por la educación. Estos jóvenes –que vienen de 56 países diferentes (2010)- tienen el sueño de prepararse para una vida de mejor calidad y de mejor servicio. Muchos de ellos quieren ser misioneros y servir mejor a Dios. Pero no tienen maneras de afrontar los costos de los estudios.

La UAP no puede quedar indiferente ante esta situación histórica. Por eso desde siempre hubo de alguna manera, algún plan de ayuda para los estudiantes, sostenidos ya sea por la Institución, por personas de buen corazón y/o por fundaciones.

Fondo de becas UAP:

Por las razones explicadas anteriormente, la UAP creó un Fondo de Becas para los alumnos.

¿Como se alimenta este Fondo?

 Este Fondo tiene por lo menos tres fuentes de origen:

  1. Fondos provenientes del presupuesto de la UAP. (especialmente para alumnos llamados becarios).

  2. Fondos provenientes de la Unión Argentina. (básicamente son los “prestamos de honor”).

  3. Fondos provenientes de donantes. Estos a su vez se dividen en:

    1. Fondo General. Aquí el donante entrega a la UAP su donación, y una “Comisión de Becas”, toma la lista de pedidos de los alumnos, estudia cada caso siguiendo un protocolo de análisis de cada alumno/familia solicitante y determina otorgar ayudas nutriéndose de este fondo.

    2. Donaciones nominadas. Es cuando el donante elige el alumno. En este caso, el dinero va directamente a su cuenta.

    3. “Fondos XX” es decir llevan el nombre de las familias que ayudan a los alumnos. Tenemos ya 25 diferentes fondos que llevan el nombre de las familias que hacen los aportes. Aquí los destinos de las donaciones pueden ser de dos maneras:

      1. Donaciones nominadas. (van dirigidos específicamente a los alumnos elegidos por el donante)

      2. Innominadas cuyos dineros se reparten por medio de la Comisión de Becas que estudia cada situación de los estudiantes y los distribuye de acuerdo al grado de necesidad y otros parámetros.

    4. Las ayudas pueden calificarse como “Becas” o como “Préstamos de Honor”. Si fueran “Prestamos de Honor”, el alumno beneficiado se compromete –una vez graduado- a devolver dicho importe en cuotas a fin de ayudar a otros estudiantes.

 

 

Frecuencia y montos:

No existe una normativa preestablecida sobre qué compromiso debe asumir cada donante, ya sea en cuanto a monto y frecuencia de sus donativos. Cada uno aportará según su realidad situacional, de acuerdo a sus posibilidades. 

Última actualización: 30/12/2010

 

La UAP es una institución de educación superior de la Iglesia Adventista del Séptimo Día

25 de Mayo 99 - (3103) Libertador San Martín Entre Ríos - Argentina
Telefono.: 00 54 343 4918000 (Fax: 00 54 343 4910300)



El titular de los datos personales tiene la facultad de ejercer el derecho de acceso a los mismos en forma gratuita a intervalos no inferiores a seis meses, salvo que se acredite un interés legítimo al efecto conforme lo establecido en el artículo 14, inciso 3 de la Ley Nº 25.326
La DIRECCION NACIONAL DE PROTECCION DE DATOS PERSONALES, Organo de Control de la Ley Nº 25.326, tiene la atribución de atender las denuncias y reclamos que se interpongan con relación al incumplimiento de las normas sobre protección de datos personales.